Se trata de una larga pieza de tela que sirve para ajustar al bebé a la posición deseada mediante nudos. Encontramos diferentes calidades y tipos de tela (fina, gruesa, elástica…) La tela adecuada en fulares no elásticos es aquella que cede solamente en sentido diagonal, sin ceder de manera transversal o vertical, dando mucho soporte y adaptabilidad tanto al cuerpo del bebé como del portador. Se puede usar desde recién nacido hasta que el porteador y bebé quieran pudiéndose usar en diferentes posiciones (en posición de cuna, delante, a la cadera y a la espalda). Son cómodos y prácticos aunque requieren un poco de práctica para aprender los nudos.

    ¡AVISO!: este sitio web usa cookies

    Si sigue navegando, entendemos que acepta su uso - más

    Cerrar
    Top