Cuidados del Fular

     

    fular

    Antes de usar (nuevos)

    Remojo en agua fría toda la noche para limitar el encogido del fular, los fulares suelen flotar, se pueden ir removiendo de vez en cuando para que el agua lo cubra todo aunque no es necesario. Algunas marcas recomiendan el remojo con vinagre y sal para fijar mejor el color pero esto no es necesario con buenos fulares aunque no le hace daño a ninguno. El vinagre no deja olor después del lavado.

    Después lavar a 30 grados con una pizca de jabón liquido, nunca usar lejías ni blanqueadores y no usar detergente en polvo y en el cajetín del suavizante dos cucharadas de vinagre para contrarrestar la dureza del agua y que no quede tieso, es mejor no usar suavizante porque los deja resbaladizos. No frotar las manchas, el fular debe lavarse completamente lo antes posible.

    Por último tender a la sombra y al revés.

    La plancha se puede usar sin vapor y cuando el fular aun esta húmedo sino pueden quedar marcas, es mejor no abusar de la plancha pero si se utiliza así de vez en cando le aporta suavidad sobre todo a los tejidos jaquard pero repito, para quitar las arrugas no hay nada mejor que empezar a usar el fular enseguida.

    La secadora es mejor no usarla con los fulares porque los deja más tiesos y los puede deformar.

    No se deben poner perfumes ni colonias directamente sobre el fular porque puede dejar manchas.

    Los fulares ellevill zaras y jades pueden perder algo de pelusa en el primer lavado, esto es normal y no pasa nada. Estos fulares sin costuras ganan con los planchados.

    Después del primer lavado

    Sentarse encima de ellos, ponerlos en el sofá para sentarnos, dormir encima de ellos, hacerles y deshacerles nudos y sobretodo usarlos, usarlos, y usarlos un poco más.

    Los primeros días para que coja mas suavidad se puede lavar el fular siempre que se quiera aunque no este sucio porque los lavados les van aportando mas suavidad.

    Fulares con mezcla

    El remojo y el lavado son iguales que con los de algodón.

    También hay que sentarse encima y anudarlos.

    Los fulares con cáñamo y lino son los que llegan más tiesos, siempre depende de la edición, pero en general son los más duros así que con estos en concreto es bueno lavarlos al menos 4 o 5 veces para ir suavizando.

    Mejor no planchar fulares con lana y seda

    Los fulares de seda pueden desteñir el agua de amarillo, esto se debe a las proteínas de la seda

    ¡AVISO!: este sitio web usa cookies

    Si sigue navegando, entendemos que acepta su uso - más

    Cerrar

    Entrega en toda la península

    Atendemos por whatsapp

    Top